(Sputnik) ABC de la deuda: los latinoamericanos debemos 45% de nuestros ingresos

(Sputnik) ABC de la deuda: los latinoamericanos debemos 45% de nuestros ingresos

Los latinoamericanos ganamos en promedio entre 10.000 y 13.000 dólares al año, pero debemos casi la mitad. Eso explicó a Sputnik el el economista colombiano José Roberto Acosta.

El estado de ‘la deuda’ es uno de los temas fundamentales a la hora de analizar la economía de un país, pero muchas veces se trata de una cifra dura, y no se entiende su peso sobre la economía de cada familia. Decir que la deuda de un país es de una determinada cantidad de dólares es un cifra vacía. Solo tiene sentido sentido si comparamos con la deuda anterior, o con el porcentaje de los ingresos que se destinarán a su pago.

Pero la mejor forma de entender su peso es midiendo cuánto de ese pasivo recae sobre cada ciudadano. “En promedio el ingreso que un latinoamericano tiene al año está aproximadamente entre los 10 mil y los 13 mil dólares. De esa cantidad debemos cerca del 45% a organismos financieros nacionales e internacionales”, explicó el economista colombiano José Roberto Acosta a Sputnik.

Hay varios países que se encuentran sobre el promedio. Brasil es uno de ellos, pues mientras su ingreso per cápita es de “10.800 dólares, cada brasileño debe 6.500 de esos dólares”, equivalentes a un 60% del ingreso, explicó. Otro punto es el costo financiero de la deuda, es decir, los intereses que deben pagar los estados.

“Un brasileño está pagando tasas del orden del 4% en dólares, mientras que un estadounidense que está mucho más endeudado respecto a su ingreso (la deuda de los estadounidenses es el 100% de sus ingresos, unos 60.000 dólares per cápita al año), paga alrededor del 2%. Y mucho más aún que el caso japonés: un japonés con un ingreso per cápita cercano a los 60.000 dólares debe 120.000 dólares, el doble en términos de ingreso pero paga casi 0% de interés”.

¿Cómo se traduce esto en la vida de los ciudadanos? En impuestos, y su peso dependerá de cómo se haya utilizado el dinero prestado. Si se usó en formación de recursos humanos, infraestructura o encadenamientos productivos, repercutirá en una estructura económica y financiera nacional más fuerte, y los impuestos serán bajos respecto al ingreso. Si en cambio ese capital se gastó pero no se invirtió, repercutirá en peores condiciones de vida, pobre infraestructura e impuestos proporcionalmente más altos.

El endeudamiento como práctica económica está presente desde los textos más antiguos de la civilización. A pesar del carácter negativo que encierra el término —tener un pasivo con otra persona o institución-, contraer una deuda es, en la mayoría de los casos, el apalancamiento ineludible para el crecimiento de una nación. Pero, como hemos visto, también puede servir para hundirla.

Tomado de: Sputnik

About The Author

Related posts