SE NOS VINO LA REFORMA TRIBUTARIA A FAVOR DEL CAPITAL

SE NOS VINO LA REFORMA TRIBUTARIA A FAVOR DEL CAPITAL

Bogotá, 8 de noviembre de 2018

Por Diego Otero Prada

Por fin el ministro de los bonos del agua presentó su tan esperada reforma tributaria neoliberal para cumplir con las entidades internacionales de que se va a cumplir con la regla fiscal, sin importar el costo.

La reforma de Carrasquilla-Duque es un adefesio total.  Es una reforma para favorecer al capital y castigar al trabajo.

A continuación se hará un resumen de los principales puntos de la reforma.

Se perjudicará la clase media

Las personas naturales se perjudican de dos maneras. Primero por la ampliación del IVA a todos los bienes y segundo por la disminución de los descuentos del 40% al 35%.

Suponiendo que se pueda técnica y prácticamente devolver bimestralmente a cada familia de menores ingresos una suma fija en pesos como compensación por el incremento del impuesto a las ventas a todos los bienes, el castigo va a ser para las clases medias, que se calcula en 11 billones de pesos.

En cuanto al  impuesto de renta para las personas naturales, el impuesto máximo a los altos ingresos de 37% es muy bajo. Solamente se crean dos tasas marginales adicionales de 35% y 37%. En los países de la OCDE se tienen tarifas hasta de 47%.

Se abandona una política de renta más progresiva que sirve tanto para obtener ingresos como para mejorar la distribución de ingresos. Esto sí sería una fuente de ingresos sustancial y cambiaría todo el panorama de la distribución de  ingresos.

Continúan sin  tributa en la reforma las rentan mensuales de menos de 3 millones de pesos. Se definen  cinco escalas gravables, de 3 a 4,7 millones de pesos con una tasa de 19%; de 4,7 a 11,3 millones de pesos con 28%; de 11,3 a 20,9 millones de pesos con 33%; de 20,9 a 36  millones de pesos  con 33% y de más 36 millones de pesos con 37%. Fácilmente se podrían tener más escalas con la última con una tasa de 47%. Sería una verdadera estructura progresiva donde los que más tienen pagan más.

Impuestos a cesantías y pensiones

Se modifica el artículo 206 del estatuto Tributario de rentas exentas de trabajo y pensiones.  El nuevo artículo dice “que están grabados con el impuesto de renta y complementarios la totalidad de los pagos o abonos en cuenta provenientes de la relación laboral o legal y reglamentaria, y por concepto de pensiones”.

Para las cesantías  y los intereses sobre cesantías, la parte no grabada comienza con 90% para valores  de 350 a 410 UVT (11, 220,000 a 13.530.000 pesos), disminuyendo de ahí en adelante hasta llegar a 0% de 650 UVT en adelante.

 

Impuesto al patrimonio

Se crea el impuesto al patrimonio para  las personas naturales con patrimonio superior a 3000 millones de pesos, pero este no  se cobrará a las empresas. Para los patrimonios de 3000 a menos de 5000 millones de pesos la tarifa es de 0,75% y para los superiores a 5000 millones de pesos es de 1,5%

Deducciones de las rentas líquidas grabables

Para este año de 2018  todas las personas naturales declarantes de renta de 2017 sufrieron por la disminución de los costos y deducciones de las rentas líquidas grabables  a 40%. La mayoría vieron aumentar el impuesto a pagar. En el artículo 28 de la reforma de gobierno se propone bajar estas deducciones a 35%, lo que  va a ser otro golpe duro para las clases medias.

Ingresos de cédula general

Por el artículo 28 se define la renta líquida gravable de la cédula general, la cual incluirá todos los ingresos obtenidos por todo concepto excepto los correspondientes a dividendos y ganancias ocasionales. A esta suma se le restarán los ingresos no constitutivos de renta y las rentas exentas. A este valor resultante se  le resta el 35% de costos y deducciones, que antes era 40%,  que define la renta líquida gravable.

Lo clave de esta norma está en el hecho que el artículo  30 incluye en  los ingresos de la cédula general   ”las rentas de pensiones de jubilación, invalidez, vejes, sobrevivientes y sobre riesgos laborales, así como aquellas provenientes de indemnizaciones sustitutivas de las pensiones o las devoluciones de saldos de ahorro pensional” que si bien castiga a las altas pensiones, lo que está bien, afecta a las pensiones medias.

Impuesto complementario de normalización tributaria

Para los que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes se aplicará un impuesto en una declaración independiente de 13%. Es una norma para legalizar capitales que no se hayan declarado de origen interno o externo. Es una regulación que  se ha aplicado en el pasado que tiene  como objetivo legalizar capitales no declarados, principalmente provenientes del exterior.

Régimen simple de tributación

Con el objetivo de formalización y generación de empleo formal se crea el impuesto unificado bajo el régimen de tributación simple. Es un modelo de tributación opcional, de causación anual y pago bimestral, que une en un solo impuesto  el impuesto sobre la renta, el impuesto a consumo, el impuesto de industria y comercio y otros.

Este impuesto se aplica  a las personas naturales o jurídicas que en el año gravable hubieran obtenido ingresos brutos  entre 1 400 y 80.000 UVT, aproximadamente entre 46 y 2640 millones de pesos de 2018.

Los contribuyentes que opten por este impuesto  unificado deberán realizar los respectivos aportes de seguridad social en pensiones.

Este impuesto se aplica a actividades industriales, comerciales, servicios profesionales, servicios técnicos, servicios de restaurantes, tiendas, microempresas y otras.

La idea es formalizar actividades que hoy están por fuera de la legislación y no hacen aportes a salud y pensiones.

Todos los beneficios para el capital                            

Mientras tanto, para el capital los beneficios son enormes por lo que se propone y más por lo que no se hace. Hay reducciones de impuestos casi para todos los sectores. No se plantea nada sobre reducción de exenciones para el sector energético minero.

Impuesto de renta a las personas jurídicas

Para las personas jurídicas el impuesto sobre la renta y complementarios bajará de 33% en 2019, 32% en 2020, 31% en 2021 y 30% a partir de 2022. El razonamiento para esta propuesta es la de que las empresas en Colombia tienen una alta carga fiscal, pero hay estudios que muestran que esto no es cierto. Entonces, sería bueno que todos presenten las cifras correspondientes para llegar a una conclusión clara.

Bienes de capital

Adicionalmente, se modifica el artículo 491 del Estatuto Tributario, según el cual  se permitirá descontar el IVA en la adquisición de bienes de capital. Podrán descontar del impuesto sobre la renta su pago de IVA por la adquisición, construcción o formación e importación de bienes de capital, incluyendo el asociado a los servicios necesarios para ponerlos en condiciones de utilización. Otra gabela para las empresas bajo el supuesto que esto aumentará el empleo. Esta política ya se aplicó antes en Colombia y en muchas partes del  mundo y no ha resultado en nada, excepto en mayores utilidades para los empresarios.

Mega empresas

Se crea el régimen tributario de renta para las mega empresas definidas como las que generen al menos cincuenta empleos directos y realicen nuevas inversiones con valor igual o superior a cincuenta millones UVT en actividades industriales, comerciales y-o de servicios, las cuales serán objeto de un impuesto sobre la renta y complementaros de 27%. Es una forma directa de bajar el impuesto a las personas jurídicas de 33% a 27%.

Adicionalmente, podrán depreciar sus activos fijos  en un período mínimo de dos años. No estarán sujetas al impuesto del patrimonio. Las utilidades que estas empresas distribuyan no estarán sujetas a impuesto a los dividendos. Además, estos contratos estarán sujetos a estabilidad tributaria sobre el tiempo de duración del contrato.

Los fondos de capital privado y los fondos de inversión colectiva

No serán contribuyentes de impuestos los fondos de capital privado e inversión colectiva, administrados por una entidad autorizada para tal efecto, según el artículo 53.

El sector hotelero

Por el parágrafo 5 de artículo  240, el sector hotelero que lleva más de 50 años gozando de beneficios, estos continuarán. Así, las rentas provenientes de los servicios  que se construyan dentro de los diez años siguientes a la entrada de la ley de los hoteles tendrán una tarifa del 9% por el término de veinte años.

Empresas del sector agropecuario

Para las empresas que incrementen la productividad en el sector agropecuario, tendrán exenciones en el impuesto de renta durante diez años siempre que den lugar a creación de  mínimo diez empleados.

Empresas de economía naranja

Para las empresas de economía naranja  que desarrollen industrias de valor agregado tecnológico y actividades creativas tendrán exención de impuesto de renta durante diez años.

Impuesto a los dividendos

La distribución de los dividendos se regirá por el artículo 47 que modifica el artículo 242’1 de Estatuto Tributario que fija una tarifa de 5% para los dividendos y participaciones pagados a sociedades residentes en el país, provenientes de la distribución de utilidades. Es una tasa baja que podría aumentarse más.

Lo que no se toca brilla

El análisis de la Ley de financiamiento debe estudiar no solamente lo que se propone sino lo que deja de considerarse que puede ser tan importante o más. A continuación se hacen unas referencias a algunos temas que deberían ser objeto de una reforma tributaria para aumentar o disminuir ingresos y mejor la equidad.

Impuesto a las herencias

El impuesto a la herencia no se modifica. Se favorece la riqueza patrimonial que es una de las explicaciones importantes de desigualdad de ingresos. EL economista francés Piketty lo describe muy bien en su libro El Capital el siglo XXI, donde advierte de que estamos volviendo a las épocas de siglo XIX en que la herencia era la fuente de la riqueza.

Continúa como una ganancia ocasional al que se  aplica una tarifa de 10% para bienes a partir de  1700 UVT o 65,1 millones de pesos de 2018, cuando debería ser un impuesto progresivo  fuerte.jh

El impuesto predial rural

No se toca para nada  la actualización catastral rural ni el impuesto predial respectivo, que puede ser una fuente importante de recursos. Se defiende el statuo quo y se fortalece la riqueza patrimonial, y por lo tanto la desigualdad de ingresos y de riqueza.

Beneficios de las empresas

No se toca la eliminación de beneficios para las empresas de todo tipo, especialmente las del sector minero energético que han sido calculadas en billones de pesos.

Impuestos progresivos para las empresas

No se  define una estructura de impuestos progresivos en el sector empresarial para favorecer a las pequeñas y medianas empresas que serviría para promoverlas y hacerlas más competitivas.

El sector minero

Se deja quieto el sector minero, especialmente el carbonífero  cuyo pago de regalías es muy bajo. En la realidad, este sector no participa con una proporción importante en los ingresos por impuestos y regalías. Podría decirse que sería mejor no explotar carbón porque los beneficios son mínimos y los costos ambientales son  muy altos.

Paraísos fiscales

No se habla de paraísos fiscales ni de precios de referencia, que es de todos conocidos por todas las investigaciones internacionales realizadas, Panamá Papers, que son una alternativa de las personas naturales y jurídicas  para esconder capitales y no pagar impuestos.

Una reforma tributaria que aumentará la desigualdad

No todas las implicaciones de la reforma se  han cuantificado. Los cálculos se han concentrado en el efecto de los cambios en el cobro del IVA. Pero hay aspectos importantes como la reducción de los costos y deducciones de 40% a 35%, la inclusión de las pensiones en la renta líquida gravable, los impuestos a las cesantías, los costos de los beneficios a las empresas hoteleras, agropecuarias, mega proyectos, industrias de la economía naranja, dividendos.  Hace falta un trabajo empírico para determinar los costos para las personas por rangos de ingresos, los beneficios que se dan a las empresas y lo que se deja de cobrar por favorecer a estratos altos, empresas y terratenientes.

En definitiva esta Ley de financiamiento, eufemismo para no llamarla reforma tributaria, está fundamentalmente dirigida para favorecer al capital privado y castigar a las rentas de trabajo de las clases medias. Es una reforma que incrementará la desigualdad de ingresos y no producirá un solo empleo por las empresas como manifiestan sus defensores en el gobierno y en los círculos neoconservadores. Forma parte de lo que se llama la economía de la oferta que fracasó en los Estados Unidos con Reagan y Busch y en otros   países del mundo como lo prueban los numerosos estudios realizados ex post. Es la desigualdad producida por leyes de gobiernos derechistas o liberales pro capital.

Esta reforma nos da la razón a todos los que nos oponíamos a la candidatura de Iván Duque porque en nuestra opinión representaba los intereses del capital.

Situación parecida se acaba de dar en Brasil donde ganó el candidato de ultraderecha fascista Bolsonaro. Allí hubo líderes que no impulsaron la candidatura de Haddad del Partido de los Trabajadores. Ellos y todos los ciudadanos brasileños, como dijera el ex presidente Pepe  Mojica, “los pueblos también se equivocan”, pagarán las consecuencias en el futuro.

About The Author

Related posts