(El Espectador) Revocatoria en la calera

(El Espectador) Revocatoria en la calera

En el bello Municipio de La Calera, en el departamento de Cundinamarca, se llevará a cabó la consulta de revocatoria del mandato de su Alcaldesa el próximo domingo 9 de septiembre, en un acto de control político necesario ante un cúmulo de irregularidades.

De un presupuesto municipal de $43.777 millones en 2016 y de $ 40.552 millones en 2017, solo invirtió en obras $6.283 millones y $3.066 millones respectivamente, mientras aumentó la nómina a tales niveles que la Alcaldesa actual ordenó la construcción de un nuevo “Palacio de Gobierno” para meter su ejército de empleados, mientras tanto el casco urbano del Municipio y su amplia zona rural ve como aumentan sus necesidades básicas insatisfechas.

Por si fuera poco, la Alcadesa que podría ser revocada adelantó un proceso de endeudamiento por $21.000 millones adicionales, con indicadores que parecen haber sido maquillados para pasar los requisitos exigidos por la Ley 358 de 1997 y cuyo propósito era que este tipo de riesgosas operaciones financieras no pusieran en peligro la sostenibilidad fiscal de los entes territoriales.

Ya se denunció el otorgamiento a dedo de un contrato por $951 millones al hermano del Ex Senador Hernán Andrade, quien simboliza todo contra lo que muchos votaron en la pasada Consulta Anti-Corrupción.

Otros escándalos de la actual Alcadesa, además de que su esposo fue destituido por corrupto cuando tambien fué Alcalde de La Calera, son su sospechosa inactividad después de haberse declarado el incumplimiento del operador de la única clínica con la que cuenta el pueblo y que actualmente sigue cerrada; la fallida intención de incluir un terreno rural en el casco urbano para beneficiar con una gran valorizacion a urbanizadores cercanos a la administración, la autorización de un cenizario (cementerio) en un area no legal. Esta semana le renunció una funcionaria que se quejo de su “ética” en el convenio 4665 de 2016 suscrito con el IGAC.

Recientemente el Municipio de Tasco en Boyacá logró revocar a su Alcalde. Colombia ha cambiado y el balón está en manos de los ciudadanos. La lucha contra la corrupción debe ser a nivel nacional, departamental y municipal. La cultura del “ganamos las elecciones y mandamos como se nos de la gana, duelale a quien le duela” no puede prosperar. No mas silencio miedos, pues la abstención alimenta a la corrupción

Tomado de: El Espectador

About The Author

Related posts