(El Espectador) Los que ganan con Medimás

(El Espectador) Los que ganan con Medimás

Medimás está pagando a Cafesalud el precio de 1,2 billones de pesos por los 4,5 millones de afiliados con el mismo dinero que recibe para atenderlos, confirmando qué tan perjudicial negocio se hizo con la cédula. Lo peor es que tampoco cumple estos pagos.

Pero es que el negocio de Medimás EPS no es ella misma, el negocio y utilidad quedan es en los millonarios contratos con sus socios, las Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS), clínicas y hospitales que se unieron para comprar los usuarios de Cafesalud y en contratistas y asesores como Sapristi SAS, a los cuales les distribuye los 320.000 millones de pesos de recursos públicos, de los que dispone mensualmente por cuenta de la Adres (Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud).

Por ejemplo, la cooperativa Epsifarma distribuyó medicamentos a los usuarios de Saludcoop, Cafesalud y Medimás, pero entró en líos financieros y está embargada. Por lo anterior, crearon a Intelpharma SAS, el 27 de abril de 2018, con un capital de apenas 1 millón de pesos, pero la liquidadora de Saludcoop le transfirió, mediante una fiducia, unos pisos del Edificio Paralelo 108, por valor de 19.000 millones de pesos, al tiempo que Epsifarma le transfirió inventarios de medicamentos por 7.000 millones de pesos.

A pesar de esta curiosa capitalización en especie, pero no en efectivo, Medimás le otorgó a Intelpharma SAS un contrato de 20.000 millones de pesos mensuales, esos sí en efectivo, por los próximos cuatro años. Entonces, ¿Insolventan a Epsifarma premeditadamente, perjudicando a la industria farmacéutica y, especialmente, a los 650 trabajadores que aún siguen esperando el pago de nómina, pero trabajan para Intepharma, con quien no tienen contrato? ¿Continuando con el negocio en cuerpo ajeno?

Coincidencialmente, este aporte en especie a Intelpharma, triangulado con la liquidadora de Saludcoop es hoy administrado por Fiduciaria Alianza, con el conocimiento de la presidenta de la Junta Directiva de Cafesalud, la señora Lea Heenan. La misma fiduciaria y la misma Lea Heenan, involucradas en los Bonos de Agua, del Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien ahora pretende que, con la Ley de Punto Final en la Salud, los ciudadanos de a pie paguen con más impuestos esas deudas a las que les hacen conejo con estas complicadas maniobras financieras y jurídicas en las que son expertos. Y todo con la vigilancia de la Supersolidaria, Supersalud y Ministerio de Salud, que siguen dando plazos a privados para que sigan ordeñando recursos públicos.

Tomado de: El Espectador

About The Author

Related posts