Martes, enero 23, 2018

Palabras de Mario Alejandro Valencia, vocero de la Red, en los 5 años de la creación de Justicia Tributaria

Palabras de Mario Alejandro Valencia, vocero de la Red, en los 5 años de la creación de Justicia Tributaria

Bogotá, 22 de noviembre de 2017

Buenas noches:

Gracias por acompañarnos en el día de hoy. Las y los hemos invitado porque cada uno de ustedes es clave para el desarrollo de las tareas de la Red de Justicia Tributaria.

Estamos cumpliendo 5 años de una iniciativa que nació con el objetivo de pensar y trabajar para que la estructura tributaria sea progresiva, la desigualdad disminuya, exista equidad de género, desaparezcan los paraísos fiscales y defender el patrimonio público.

Como lo oyen, la tarea es bien difícil de conseguir, porque estos temas solo están en la agenda pública de manera coyuntural y generalmente cuando quienes nos han mal gobernado los pone sobre la mesa, no es para concordar con nosotros. De ahí la importancia de que espacios como este existan, se mantengan y fortalezcan.

La razón de ser de Justicia Tributaria es enfrentarse -a diario- a políticas antidemocráticas, de subdesarrollo y exclusión, como las reformas tributarias que aumentan los impuestos indirectos, mantienen los beneficios tributarios y crean vías para que los monopolios y la especulación financiera no paguen impuestos y se fuguen las riquezas hacia paraísos fiscales.

Afrontamos situaciones como imponerle gravámenes a la menstruación y propuestas desiguales como equiparar la edad de pensión de hombres y mujeres. Justicia Tributaria opera en el octavo país más desigual del planeta, con todas las consecuencias económicas y sociales que eso trae. En un país en donde el trabajo paga más impuestos que la renta improductiva y en donde las pequeñas, medianas y grandes empresas pagan la misma tarifa, como una gran genialidad del establecimiento que afecta su competitividad.

Además, se enfrenta a diario a la corrupción que nos carcome, denunciando casos como el préstamo del Banco Agrario a Odebrecht, la fórmula de la gasolina, a municipios que se endeudan por encima de su capacidad, y los autopréstamos del sistema financiero con las pensiones de la ciudadanía.

Como si fuera poco, debemos luchar para evitar que el Estado siga feriando el patrimonio nacional, con la venta a menosprecio de empresas rentables y necesarias para el desarrollo.

Por fortuna no estamos solos en estas tareas. Desde hace 5 años Justicia Tributaria ha contado con el respaldo incondicional de Christian Aid, Oxfam, Fescol, la USO y la Red de Justicia Fiscal en América Latina y el Caribe, de instituciones aliadas en el sindicalismo, gremios, academia, movimientos sociales, diversos sectores políticos y medios de comunicación. Gracias a ellos contamos con un equipo de investigación, comunicaciones y administrativo que es capaz de sacar adelante las tareas de incidencia.

Quisiéramos traerles mejores noticias de los resultados, pero, aunque no son tan visibles, creemos que este trabajo ha logrado aportar para que las políticas implementadas sean menos lesivas. Sin embargo, destaco como la mayor fortaleza el hecho de que nos articulamos con organizaciones y personas con quienes compartimos los principios y estamos construyendo más conciencia y fortaleciendo la movilización social.

Para lograrlo, en estos 5 años hemos realizado 37 estudios de investigación, 17 documentos de análisis de coyuntura, 8 acciones legales, hemos participado en 6 campañas de incidencia e importantes denuncias como las actuaciones de Pacific Rubiales, Cerro Matoso, Banco Agrario, Medimás, Ecopetrol, entre otros.

El objetivo no es llenar bibliotecas sino aportar herramientas a la sociedad para que se logren cambios positivos, así que Justicia Tributaria ha conseguido más de 1300 menciones en medios de comunicación.  Ha elaborado más de 1200 piezas gráficas, 162 comunicados de prensa, 100 boletines informativos, 78 videos, que han logrado -40.000 visitas anuales a la página Web, 2.600.000 impresiones anuales en Facebook y 1.300.000 en twitter.

¿Qué nos depara el futuro? El reto es seguir fortaleciendo a la Red, con más ciudadanía y movimientos preocupados por el bienestar del país. Si Colombia logra superar los problemas que he planteado de regresividad tributaria, desigualdad y exclusión, sin lugar a dudas tendremos un escenario más propicio para avanzar hacia la construcción de una sociedad en paz, con mejor calidad de vida, más empresas productivas y trabajo digno.

La Red por la Justicia Tributaria no es una iniciativa partidaria y así seguirá siendo, pero indiscutiblemente será más fructífero para la Red y para todo el país si el próximo gobierno y las mayorías del Congreso son amigas de nuestra causa. Como ciudadanos estamos obligados a trabajar para que sea posible.

Por ello hemos decidido lanzar a nuestra propia candidata presidencial. No pudo venir hoy, pero nos acompaña virtualmente:  presentamos a Justa Incorrupta.

Su labor será poner en la agenda de la campaña presidencial los temas de Justicia Tributaria: tributación progresiva, igualdad, equidad de género, defensa del patrimonio público, perseguir a los corruptos y denunciar los paraísos fiscales, entre otros.

De nuevo gracias por acompañarnos en este camino.

About The Author

Related posts

Leave a Reply