Martes, enero 23, 2018

Otro falso aguinaldo

Otro falso aguinaldo

Cumplido un año desde que Odebrecht reconoció su corrupción ante una corte de Estados Unidos, Colombia es el país en el que los avances han sido los más decepcionantes, al no tocar al presidente Santos y su círculo cercano por el caso de la irregular adjudicación de la Ruta del Sol II.

También decepciona el caso del Consorcio Navelena, al cual la cuestionada Agencia Nacional de Infraestructura le aprobó la asociación público-privada 001 en el año 2014 por $1,3 billones, a pesar de haber aportado sólo $600 millones, es decir, Navelena sólo arriesgó 46 centavos por cada cien pesos de contrato. Un negocio con la cédula.

Con semejante contrato en mano, Navelena logró un préstamo de $50.000 millones del Banco de Occidente en el año 2014, pero como a Marcelo Odebrecht lo encarcelaron en mayo de 2015, la Corporación Financiera Colombiana, del mismo Grupo Aval, sacó a su socia de ese mal crédito y metió al Banco Agrario, que terminó desembolsando $120.000 millones a este consorcio de pésima reputación y con su principal socio, Odebrecht, en causal de liquidación. Irregular crédito que contó con la aprobación del delegado del ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri V.; del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y del actual director de Planeación Nacional, Luis Fernando Mejía, entre otros, sobre quienes prontamente la Procuraduría General notificará el respectivo pliego de cargos por sus irregulares actuaciones. La Fiscalía también ha actuado en este caso, pero desviando la atención sobre mandos medios, pues el propio fiscal general está involucrado como asesor en este torcido negocio.

En octubre, el Banco Agrario declaró haber recuperado los $120.000 millones, más $35.894 millones de intereses, pero no dijo que quien pagó esos recursos fue Cormagdalena con recursos públicos de todos los colombianos, habiendo ya girado $234.000 millones, pero de los cuales la Contraloría General acaba de declarar la “no conformidad” de $220.107 millones, pues los pagos efectuados por la Fiducia a Navelena “por concepto de nómina, no fueron soportados con las respectivas planillas y que así mismo, los valores pagados según conceptos de Operación y Mantenimiento a Navelena EPC, no ofrecían la suficiente evidencia para afirmar, que el valor expresado en cada factura correspondía al costo de las actividades realizadas por el Asociado en la Etapa de Preconstrucción” (http://bit.ly/2kTLCtO). Nos engañaron, colombianos: felices aguinaldos.

@jrobertoacosta1 / jrobertoacostaopinion@gmail.com

Tomado de: El Espectador

About The Author

Related posts