Las propuestas tributarias de los candidatos presidenciales

Las propuestas tributarias de los candidatos presidenciales

Colombia es un país de exclusión

Un diagnóstico de la economía Colombia muestra que el crecimiento económico es bajo, que tenemos un desempleo alto, de casi 12% en las zonas urbanas, un subempleo de alrededor de  40% y una informalidad cercana a 50%.

Simultáneamente, Colombia tiene una de las peores desigualdades en el mundo de rentas, de tierra y de capital accionario. Igualmente, siguiendo al sociólogo francés Pierre Bourdieu (1980), somos desiguales en lo que él llama capital social (recursos intangibles basados en pertenencia a grupos, relaciones, redes de influencia), capital cultural (las formas de conocimiento, educación, habilidades y ventajas de una persona, que en principio tiene mucho que ver con los padres) y el capital simbólico (es el poder acumulado o poder adquirido por medio del reconocimiento de los agentes del campo).  Somos un país de una exclusión inmensa, de un poder en todos los sentidos mencionados, concentrado en una ínfima minoría.

Si se hace un análisis de quienes tienen los puestos más importantes en el gobierno nacional,  brillan los apellidos supuestamente ilustres, descendientes de familias  que han gobernado el país desde hace 200 años, y de los egresados de las universidades de los Andes, la Javeriana, el Externado y el Rosario.

Entonces, una política de crecimiento y desarrollo económico debe atacar estos problemas. Y en esto las políticas fiscal, tributaria y monetaria son fundamentales. Los impuestos no solo se utilizan  para que el estado obtenga recursos, sino para reducir las desigualdades de ingreso gravando más a los ricos y a las empresas, y distribuir esos recursos para disminuir las desigualdades invirtiendo en salud, educación, vivienda y promover el empleo. Nada de esto se hace en Colombia correctamente. El sistema tributario en Colombia favorece a los ricos y a las empresas a expensas de las clases más pobres y medias. En otras palabras, se favorece al capital a expensas del trabajo.

La mayoría de los candidatos presidenciales no son claros en esto, aunque en sus propuestas tributarias implícitamente se pueden apreciar sus ideologías.  Gustavo Petro es quien tiene un discurso más  igualitarista y anti establecimiento y sus propuestas van en el sentido de favorecer a los pobres y a la clase media.

La regla fiscal

En primer lugar hay que  mencionar que todos los candidatos aceptan la regla fiscal, norma que impone restricciones al gasto público, al fijar que el déficit no puede ser superior a un cierto valor que tiende a estar por debajo de 1% para 2020.  El candidato Gustavo Petro es el  único que no lo ha afirmado explícitamente. A veces habla de la sostenibilidad fiscal, que en la terminología ortodoxa quiere decir déficits fiscales bajos.

Hay dos características que definen al neoliberalismo: la regla fiscal y la teoría del banco central independiente. Ambas se han promovido por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la OCDE y los economistas ortodoxos, porque es la forma de limitar la acción del estado y promover la austeridad.

Los candidatos no hablan de este tema, lo que da a entender que están de acuerdo con esta idea neoliberal. En Colombia es más grave porque el único objetivo del Banco de La República es el control de la inflación cuando en  otros países se encuentran adicionalmente como metas el crecimiento y el empleo.

Los post keynesianos no estamos de acuerdo con la regla fiscal ni con el banco central independiente. Aceptar una regla fiscal es poner límites a la política fiscal en épocas en que se requiere aumentar el gasto del gobierno para fomentar el crecimiento y el empleo cuando el sector privado no aumenta la inversión por falta de demanda. La regla fiscal limita la acción del estado y favorece la austeridad.

El banco central independiente

Hay un punto importante de principio político en la crítica post keynesiana del monetarismo moderno. La política monetaria debería estar sujeta a control democrático en interés de la gran mayoría y no estar definida por unos  supuestos bancos centrales independientes. El término independiente no se puede utilizar sin cualificar su significado. Como dice King (2015)  “Lo que es a menudo descrito equivocadamente como independencia del banco central debería en su lugar entenderse como una forma diferente de dependencia, sobre la coalición de intereses que supuestamente apoyaron la desregulación del sistema global financiero antes  del comienzo de la crisis de 2007-2008”.

Las propuestas fiscales de los candidatos

Hay que decir que la relación entre los ingresos del gobierno por impuestos y el PIB es baja en Colombia, de 16%, cuando en la mayoría de los países está por encima.  Si se trata de aumentar los impuestos en una reforma tributaria, la carga debe concentrarse sobre los estratos altos, los terratenientes y las empresas nacionales e internacionales.

En el Cuadro 1 se presenta una comparación de las propuestas tributarias de los candidatos para una serie de temas.

La primera conclusión que surge del análisis es la de que todos están de acuerdo en bajar impuestos, unos más que otros y en aceptar la regla fiscal, cuatro de los cinco candidatos.

El candidato Gustavo Petro es quien menos propone reducción de impuestos: el IVA lo bajaría a 16% y posiblemente haría una disminución al impuesto de renta de las empresas.

En cuanto al IVA, todos proponen bajarlo en una u otra forma. Unos a 16% (Petro, Fajardo, De la Calle), Vargas Lleras para los estratos bajos y Duque lo mantiene en 19% salvo que en seis días al año no se cobraría.

Con relación a las empresas, todos proponen reducciones en el impuesto a la renta, pero  Duque, Vargas Lleras y De La Calle porque proponen  varias facilidades para las empresas, como exención de impuestos a la compra de bienes de capital, beneficios para la hotelería, la industria naranja, a empresas agropecuarias y tratamiento especial a las Mipymes. Petro propone impuesto a los dividendos distribuidos y a las remesas de utilidades, a lo cual se oponen Duque y Vargas Lleras.

Se dice que las empresas  están agobiadas por impuestos  y que para competir hay que bajarlos.  La tasa nominal efectiva es alta pero la real en renta es baja. Por lo tanto, si se quiere reducir la tasa a las empresas a 30% o menos como lo propone De La Calle hay que asegurarse de que se pague esta tasa. Según investigación realizada por el profesor de  la Universidad Nacional Jairo Orlando Villabona, la tasa efectiva es inferior a 24%.

En lo que se refiere al campo, Petro, Fajardo y De La Calle están de acuerdo en actualizar el catastro rural y en colocar impuestos prediales progresivos, en lo cual   están en desacuerdo Duque y Vargas Lleras. Aceptan aumentar el impuesto predial Petro, Fajardo y De la Calle, a lo cual se oponen Duque y Vargas Lleras, y este último  acepta el predial para predios improductivos.

Todos hablan de luchar contra la evasión fiscal y de las exenciones y beneficios tributarios que son enormes, pero Duque y Vargas Lleras son muy cautos, mientras que Petro y Fajardo tienen posiciones  muy serias para combatir o eliminar los innumerables beneficios que se han concedido a las empresas nacionales e internacionales.

El gasto militar en Colombia es de los  más altos del mundo como proporción del PIB, cerca de 3,5%, y tenemos uno de los mayores ejércitos del planeta con 270.000 hombres en armas. En una Colombia sin conflicto con las FARC y si se llega a un acuerdo con el ELN,  se necesita un ejército no mayor a 70.000 hombres. Aquí hay una fuente de ahorro enorme de más de 10 billones de pesos por año. Solamente Petro se ha referido a este hecho, de ahí su propuesta de educar a todos los soldados y darles educación secundaria y universitaria con los dineros que no se necesitan al tener acuerdos de parar la guerra. Los otros cuatro candidatos no han mencionado nada al respecto, por lo que se entiende que no han previsto que un país en paz puede limitar el gasto actual militar y que aquí existe un enorme potencial para obtener recursos y financiar parte de sus propuestas.

Cuadro 1. Las políticas tributarias de los candidatos

Todos los candidatos piden rebaja de impuestos, unos más que otros.

Gustavo Petro Iván Duque Sergio Fajardo Germán Vargas Lleras Humberto De la Calle
IVA Reducirlo a 16% Seis días al año sin IVA Reducirlo Estratos bajos no serán gravados con IVA Inclusión de más productos, salvo canasta familiar, y bajar el IVA a 16%
Revisar avalúo catastral del suelo rural No No.
Aumentar impuesto predial Sí, progresivo No No. Se grava solamente con el predial la tierra improductiva. Sí,  progresivo
Impuesto a las empresas Bajar Bajar para todo tipo de empresas.

10 años de beneficios tributarios para inversiones productivas que generen empleos de calidad permanentes en el campo.

Reducción progresiva de impuestos a las empresas y  tratamiento tributario especial  a Mipymes. Reducción hasta el 30%

No gravamen a dividendos ni  a utilidad en venta de acciones depreciación acelerada, eliminación de renta presuntiva.

Bajar gravamen a las pequeñas y medianas empresas.

Reducción de impuestos a las empresas estimulando la productividad y competitividad con un impuesto plano de 26%.

Exención de impuestos a la adquisición de bienes de capital.

Beneficios a hotelería No 4 años No 4 años No
Otros beneficios Reducción impuestos por 5 años a industrias naranja 10% a empresas agropecuarias.

Desgravamen a la inversión extranjera, alimentos, medicinas y servicios de salud y educación.

El ICA y el 4(100 serán recuperables descontados  como retención en el impuesto de renta.

Impuesto de renta a las personas Impuestos progresivos y aumentarlos para altos ingresos Impuestos progresivos y aumentarlos para altos ingresos.

Ampliar el número de contribuyentes, a medida que aumente la formalización laboral.

Tarifas progresivas a renta  y patrimonio.

Ampliar La base tributaria.

Otro tipo de impuestos Impuestos a los altos dividendos y remesa de utilidades.

Mayor tributación a los lotes de engorde.

Cargos por congestión

No al impuesto a los dividendos, depreciación en dos años para inversiones en bienes de capital, eliminación de la renta presuntiva.  Desgravamen para las inversiones de portafolio que realicen en Colombia los extranjeros.
Beneficios y exenciones Quitar excepciones Eliminación o fijación de topes a exenciones tributarias Eliminar exenciones Eliminar exenciones
Otras acciones Impulso a la factura electrónica.

Reformas en el sistema tributario regional.

Fiscalización digital.

Digitalización total de plataformas tributarias

Se elimina el impuesto al timbre
Evasión fiscal Lucha contra la evasión Desarrollo de instrumentos de fiscalización digital. Implementación de Factura electrónica. Fortalecer la DIAN con factura electrónica, tecnificación de aduanas y trazabilidad de productos vulnerables al contrabando. Fortalecer la DIAN Combatir con tecnología y cooperación internacional la evasión de impuestos. Dar dinero a quienes reporten evasión.
Paraísos fiscales No se habla No se habla No se habla No se habla No se habla
Precios de transferencia No se habla No se habla No se habla No se habla No se habla
Gasto  militar Considera que se puede reducir No dice nada No dice nada No dice nada No dice nada

Fuente: programas de los candidatos

Hay temas que no tocan los candidatos, por lo cual no se sabe que plantearían en el gobierno. Así, nada se comenta de paraísos fiscales, ni de precios de transferencia.

Análisis y conclusiones

Todos los candidatos proponen reducción  de impuestos y continuar con la regla fiscal, excepto tal vez Petro, lo que es un contrasentido porque por una parte  tienen  programas de gastos en diferentes sectores, que no podrán cumplir porque la regla fiscal, al no permitirles aumentar el  déficit fiscal, les bloquea toda posibilidad de aumentar el gasto público, a menos que súbitamente aparezcan recursos por control a la evasión y corrupción, lo que no parece muy realista en el corto plazo.

Petro, y en menor medida Fajardo,  si bien bajan el IVA a 16%, lo compensan con incrementos en el impuesto predial y a las altas rentas de las personas, eliminación de  exenciones, impuesto a los dividendos y a la remesa de utilidades así como un control muy fuerte a la evasión de impuestos y a la guerra contra la corrupción, más creíbles en Fajardo y Petro que en los demás candidatos cuyas campañas están llenas de políticos corruptos.

Pero si no modifican la regla fiscal según la cual el déficit fiscal debe bajar fuertemente en los próximos años, una regla fiscal que conduce a la austeridad y bloquea el gasto del gobierno, las propuestas de gasto para disminuir la desigualdad de ingresos no se pueden llevar a cabo.

Algunos analistas de los medios de comunicación del sistema dominante de exclusión acusan a Petro de populista, de un candidato que  presenta propuestas utópicas y demagógicas. Si se trata de reformas tributarias, Petro es el más realista porque no propone bajar impuestos como los demás candidatos, especialmente Duque y Vargas Lleras para las empresas y los terratenientes. Esto sí es irresponsable porque disminuye los ingresos para el gobierno y profundiza la desigualdad de ingresos, al favorecer al capital con respecto al trabajo.

Los comentaristas enemigos de Petro no son racionales  porque actúan por la emoción, el sesgo ideológico a favor del sistema y con un odio con aroma clasista  que no disimulan sino que tratan de esconderlo con frases altisonantes y ataques a las supuestas propuestas populistas del candidato. Lo acusan de promover la lucha de clases, cuando las medidas que quieren tomar Duque y Vargas Lleras, si fueran presidentes, sí llevan a la exacerbación entre los ricos y el resto, al aumentar la exclusión.

Es una ironía las críticas a Petro, porque en realidad, en este campo tributario las medidas que propone no son muy diferentes a las de Fajardo y De La Calle. El sesgo anti Petro irracional de los medios de comunicación del sistema y de los que se dicen de centro no les permite ver la realidad.

Bibliografía:

Bourdieu, P. (1980). Le Capital Social. Actes de la recherché en sciences sociales. Vol 31. Janvier.

King, J.E. (2015). Advanced introduction to Post Keynesian economics. Edward Elgar Publishing, Inc. Northampton: Massachusetts.

About The Author

Related posts