La mermelada de Vargas Lleras

La mermelada de Vargas Lleras

La Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres) maneja $44 billones anuales, que distribuye con estrictos parámetros de ley, pero que son susceptibles de demorar su pago para atender a los beneficiarios en departamentos y municipios.

El ministro de Salud nombró como director del Adres al odontólogo Carlos Mario Ramírez Ramírez, con más de dos décadas de experiencia en el sector, dirigiendo la saqueada y posteriormente liquidada Caprecom y entregando quebrada a Saviasalud EPS, después de administrarla por dos años. Este nombramiento se hizo mientras era miembro de la junta directiva de la Nueva EPS, entidad que recibe pagos de Adres, incurriéndose en un abierto conflicto de intereses al ser deudor y acreedor de recursos públicos.

El nuevo director de Adres era el suplente de tercer renglón principal de la junta directiva de la Nueva EPS, el señor Enrique Vargas Lleras, hermano del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, gran interesado en votos en departamentos y municipios y de relacionados con las EPS.

Vargas Lleras también mueve los hilos en la Agencia Nacional de Infraestructura, la coordinadora de contratos de obra en el país que sumarían $60 billones, pero también responsable de los más grandes fracasos, como el puente de Chirajara, Navelena, el túnel de La Línea y la Ruta del Sol II, en cuya irregular liquidación de contrato intervino su cuota política, el superintendente de Industria y Comercio, para salvarle billonarios recursos al Grupo Aval, gran patrocinador de su campaña política.

Vargas Lleras también tiene probada injerencia en la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, que aprueba las millonarias licencias exprés para el fracking petrolero, cambia sospechosamente conceptos negativos a positivos, como el caso del proyecto hidroeléctrico Porvenir II, que favoreció al Grupo Empresarial Antioqueño, otro patrocinador de su campaña política, y acaba de aprobar la extracción de carbón debajo del cauce del río Cesar a Sloane Investments Corporation, con el proyecto minero La Luna, lo cual es sumamente peligroso para una corriente hídrica que drena sus aguas al río Magdalena.

Un sector salud con dificultades financieras, obras públicas que se caen o se terminan a medias o ni empiezan, a pesar de cuantiosos giros con cargo a nuestros impuestos, y un medio ambiente amenazado por una inescrupulosa mercantilización, son el legado de Vargas Lleras y sus aliados.

Tomado de: El Espectador

About The Author

Related posts