Lunes, marzo 27, 2017

A marzo el desempleo de las mujeres llegó a 14,2%

a4
La República

En el primer trimestre de 2016, las mujeres tuvieron una menor tasa de ocupación que los hombres, ubicándose en 41,4%, de acuerdo con los datos revelados por el Dane en la Encuesta Integrada de Hogares.

“En este contexto, la tasa de desempleo para la población femenina se ubicó en 14,2%, frente a 13,1% para igual periodo de 2015”, señaló la Entidad.

Los hombres, por su parte, representaron 58,6% de los ocupados, de una población de 21,5 millones de personas con ocupación.

En este sentido, “la población desocupada estuvo compuesta por 42,9% hombres y 57,1% mujeres”, explicó la entidad, mientras que la población económicamente activa se compuso de 56,9% por hombres, mientras que las mujeres representaron 43,1%.

Para el director del Observatorio del Mercado de Trabajo de la Universidad Externado de Colombia, Stefano Farné, “es obvio el rol social de las mujeres, que va cambiando en el tiempo”.

El experto explicó que “la participación de la mujer en el mercado de trabajo ha aumentado en el tiempo y su rol social ha cambiado, pero no se vuelve idéntico al de los hombres de un día para otro, no puede ser un cambio inmediato”.

En relación con los tipos de trabajos que desempeñan las mujeres, la posición que más ocuparon fueron los trabajos por cuenta propia, seguido de los empleos como obreras y empleadas particulares, siendo el comercio, hoteles y restaurantes, la mayor rama de participación (36%).

Sin embargo, solo 2,4% de las posiciones ocupadas por mujeres tuvieron relación con  empleos como patrón o empleador, dentro de la clasificación del Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

Sobre este aspecto, Farné consideró que “las mujeres, cuando tienen hijos no trabajan, por lo general se dedican al cuidado de los menores en los primeros años, pierden experiencia y regresar al mercado laboral puede no ser tan fácil”.

“No es tanto una cuestión de sexos, sino de rol en la familia. Puede que la mujer decida trabajar, pero si el hombre sigue siendo el principal sustento de la familia, la mujer no está forzada a escoger el primer empleo que le ofrecen. Si fuera cabeza de hogar, sería como un hombre, pero por ser cabeza de hogar. El que es cabeza no puede pensar tanto en un trabajo, solo puede saber si lo tiene o no lo tiene”, completó el académico.

Otro de los datos revelados por el Dane dan cuenta de que 58,1% de los hombres inactivos se dedicó a estudiar, mientras que en el caso de las mujeres fue de 28,7%.

En contraste, 58,3% de las mujeres inactivas se dedicó principalmente a oficios del hogar, cuando en los hombres apenas alcanzó 8,8%, de un total de población inactiva que alcanzó 13,5 millones de ciudadanos. Así, la desigualdad laboral se mantiene en Colombia.

 

Para contactar al autor de esta nota:

Juan Pablo Vega B.

jvega@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
María Alejandra Sánchez
mcramirez@larepublica.com.co

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

x