Estado colombiano dejó de recibir $18,9 billones por beneficios tributarios al sector extractivo en los últimos 17 años

Estado colombiano dejó de recibir $18,9 billones por beneficios tributarios al sector extractivo en los últimos 17 años

Bogotá, 25 de abril de 2018 (@JusTributaria) Uno de los debates que más
ha venido cobrando fuerza en el país es el monto que el Estado invierte para
mantener los 253 tipos de beneficios tributarios que existen actualmente, según
cálculos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian). Diferentes
estudios, entre ellos los elaborados por la Contraloría General de la República,
aseguran que el costo de estos beneficios para las finanzas públicas es de
aproximadamente $14 billones anuales.

Pero el Gobierno aún no presenta ningún argumento para justificar este gasto.
Incluso, en ninguna de las tres reformas tributarias del presidente Juan Manuel
Santos se abordó esta problemática, por lo que se espera que la tarea del próximo
Gobierno y su Congreso, sea definir cuál será el futuro de estos beneficios.
Justicia Tributaria, con el apoyo del Institute of International Education, elaboró
el estudio ‘¿Y si se eliminan los beneficios al sector extractivo?’ que mide los
beneficios tributarios e institucionales que recibe el sector extractivo y que estima
cuál hubiera sido el comportamiento de la economía del país, si esos beneficios
se le hubieran otorgado a la industria manufacturera. Los resultados son los
siguientes:

1) Entre 2008 y 2015, la tasa efectiva de tributación en renta para el sector
de minas e hidrocarburos fue 24,3% en promedio, no 75% como afirman
algunos gremios y candidatos presidenciales.

2) Entre 2012 y 2015, le costó $15,77 billones al erario colombiano mantener
diferentes tipos de beneficios para el sector de minas e hidrocarburos.

3) Se estimó cuál habría sido el impacto en términos de crecimiento económico
si el Estado hubiera transferido el costo fiscal del sector minas e hidrocarburos
($18,9 billones) a la industria manufacturera a través de estímulos, entre
2000 y 2016.

4) Si estos recursos se hubieran trasladado la industria manufacturera hubiese
crecido 2,52 puntos porcentuales en promedio anual, adicionales al 2,9%
que creció realmente.

5) Bajo este escenario el PIB colombiano hoy sería $175 billones más grande
que el actual.

El estudio concluye con varias propuestas de política pública dirigidas a los
candidatos a la presidencia de la República:

1) No es responsable, económica y socialmente, proponer acabar con la
minería y la extracción petrolera. Esta es necesaria para suministrar materias
primas a la agricultura y la industria.

2) Es necesario reorientar la política en este sector para que, en el marco
de una transición hacia energías más limpias, aporte recursos públicos
para corregir el déficit fiscal, atender programas sociales y mejorar la
competitividad de los sectores productivos.

3) El sector minas e hidrocarburos no requiere estímulos adicionales para
atraer capitales, ni garantías a la inversión extranjera diferentes a las que
ya tienen otros sectores económicos. La inversión en este sector está
fuertemente correlacionada con los precios internacionales y no con los
privilegios tributarios.

4) Se deben redirigir los recursos de los beneficios tributarios para invertir en
sectores de más alta productividad y creación de valor agregado, como lo
es la industria.

El documento elaborado por Justicia Tributaria se ha presentado a los equipos
económicos de las candidaturas presidenciales, con el propósito de aportar
argumentos técnicos y rigurosos, que animen un debate sobre los beneficios
tributarios y la necesidad de estimular otros sectores productivos diferentes a la
minería y los hidrocarburos.

Descargar (PDF, 307KB)

About The Author

Related posts