(El Espectador) Las mentiras del Fiscal General

(El Espectador) Las mentiras del Fiscal General

El Fiscal General Néstor Humberto Martínez mintió en entrevista de la W Radio al decir que, como abogado de Odebrecht y sus socios, había dado concepto “negativo” sobre la adición Ocaña-Gamarra, cuando en verdad lo que argumentó es que dicho negocio, por valor de $1 billón, no necesitaba licitación pública, pues“NO es necesaria la suscripción de una “adición” al contrato” y por lo tanto se podía entregar a los corruptos de Odebrecht y sus socios si mediar ningún concurso o competencia con otros interesados.

Pero las mentiras de Martínez en el caso Odebrecht han sido continuas: El 5 de enero de 2017 descartó corrupción en el Consorcio Navelena, tambien conformado por Odebrecht, con tan mala suerte que una semana después se le presentaron las pruebas documentales del irregular crédito del Banco Agrario y de la participación de Martínez Neira Abogados en ese proyecto.

Martínez engañó al afirmar en el diario EL Tiempo que “En Colombia hay mas investigados por Odebrecht que en Brasil”, pero ocultó que hasta la fecha ningún ejecutivo de   Odebrecht o del Grupo Aval ha sido imputado por los sobornos pagados en Colombia desde la Ruta del Sol o CONSOL y que ya superan los USD$30 millones. Luiz Bueno y Jose Elías Melo tienen cargos solamente por el soborno de USD$6.5 millones pagados desde Andorra y confesado por el Viceministro García Morales relacionado con este mecanismo de corrupción. La Fiscalía ha ocultado el hecho grave de que los correos electrónicos de Melo, como presidente de Corficolombiana entre los años 2009 y 2014, han desaparecido.

Martínez miente al afirmar que los ejecutivos de Odebrecht, Ferracutti; Marangoni y Sendai tienen cargos, pues aunque les expidió una orden de captura, dicha orden salió después de que se habían volado a Brasil y aunque podría la Fiscalía adelantar la audiencia de imputación de cargos en ausencia de ellos, no lo ha hecho, como tampoco ha firmado el acuerdo de colaboración de justicia con los Procuradores brasileros, pues teme perder el control del caso que le ha permitido un efectista manejo mediático pero poca efectividad en la aplicación de justicia.

Muy mal que un Fiscal General mienta en público, y mucho más grave en un momento en el cual la batalla contra la corrupción es la principal lucha la Nación.

Tomado de: El Espectador

About The Author

Related posts