Martes, enero 23, 2018

Dejen que el salario crezca

Dejen que el salario crezca

Si el trabajo es el que genera riqueza, ¿por qué en Colombia los trabajadores ganan tan poco?

Uno de los temas de mayor preocupación para gobiernos y sector privado a nivel mundial es el crecimiento económico. El más grande misterio sobre la causa de la riqueza de las naciones fue resuelto en 1776 por Adam Smith, al afirmar que “dependerá necesariamente de la proporción entre el número de quienes anualmente se emplean en una labor útil y el de quienes no lo están de esta manera”. Es decir, la fuente principal de la “abundancia” está en la producción por medio de la fuerza de trabajo productiva. Así es hasta el día de hoy.

Si el trabajo es el que genera riqueza, ¿por qué en Colombia los trabajadores ganan tan poco? El 70% de los trabajadores del país ganan entre 0 y $1‘106.572 y el poder adquisitivo del salario mínimo alcanza para 81 Big Mac al mes cuando en Francia alcanza para 371. La explicación es que quienes dirigen la economía están poco interesados en originar riqueza a la nación. ¿Para qué producir si hay petróleo?

De acuerdo con lo anterior, es entendible que cada año la discusión económica de diciembre sea por procurar salarios bajos a los trabajadores; ¡así queda más del botín para repartirse en mermelada! En cada ocasión tanto el gobierno como las instituciones a su servicio, se inventan fórmulas para intentar explicar lo inexplicable: que lo que conviene al país es bajar el salario mínimo o que no suba tanto, establecer salarios regionales o cualquier argucia teórica que convenga a su dogma.

El Departamento Nacional de Planeación, por ejemplo, subestima las cifras de productividad para justificar una situación precaria a los trabajadores. Usando la función de Cobb Douglas, mide la productividad tomando la participación combinada del capital y del empleo en el producto (Productividad Total de los Factores, PTF), pero sin medir la Productividad Media Laboral, (PML) que es la generada exclusivamente por los trabajadores. Un estudio de Cedetrabajo muestra que en los últimos 11 años la PTF siempre ha sido menor que la PML y esta diferencia ha significado que el salario dejó de pagar 13,5 puntos porcentuales de productividad. En dinero son $1.077.588 por trabajador, unos $18 billones que todos los trabajadores han dejado de recibir en este periodo.

¿Cuántas necesidades básicas se hubieran podido atender con este monto, cuánto estímulo al consumo y a la producción nacional se hubiera logrado, de no ser por las astucias matemáticas y la miopía de algunos dirigentes gremiales? Lo que más conviene a Colombia es un plan de choque en la demanda para reactivar el consumo de los hogares, acompañado de una política estructural de oferta para recuperar el aparato productivo local. La chispa detonante de un círculo virtuoso de crecimiento debe empezar por reconocer que no es posible tener una economía sana con trabajadores mal pagos. Por eso la propuesta de la CUT de incrementar el salario mínimo en 12% es sensata. Ojalá este diciembre se logre que el salario pueda detonar.

Mario Alejandro Valencia, vocero de la Red por la Justicia Tributaria, Director nacional de Cedetrabajo. Profesor CESA y U. Central. Autor libro La Industria (Aurora, 2016).

Tomado de: Dinero

About The Author

Related posts

Leave a Reply