Martes, septiembre 19, 2017

El retorno a la meta de inflación

El retorno a la meta de inflación

Por: Camilo Díaz.

Es una muy buena noticia para la economía que la inflación anual haya regresado al rango meta del Banco de la República, lo que permitirá una política monetaria más flexible que ayude a impulsar la economía.

El último reporte de los precios al consumidor entregado por el Dane es una muy buena noticia para la economía local, en junio de este año los precios crecieron un escaso 0,11%, permitiendo que la inflación de los últimos 12 meses que fue de 3,99%, regresara al rango meta del Banrep que tiene como objetivo una variación de los precios entre el 2% y el 4%. Que los precios por fin estén cediendo tiene varias ventajas para la economía, especialmente en esta coyuntura de desaceleración, evidenciada en el pobrísimo crecimiento del 1,1% del primer semestre.

La primera ventaja que trae la acomodación de los precios a la meta de inflación, es que permitirá al Banrep tener una política monetaria flexible, lo que se traduce en mayor espacio para seguir reduciendo las tasas de interés y, por ese camino buscar impulsar le economía, puesto que menor tasa de interés permite a las empresas y hogares, invertir y consumir a menor costo, estimulando de esa manera la inversión y el consumo. Por otra parte, aunque el emisor no continuara disminuyendo significativamente las tasas de interés – en la junta del mes pasado se aplicó una reducción de 0,50% para dejarlas en 5,75% – una inflación dentro del rango, facilita que la política monetaria se mantenga con la tasa actual por un mayor periodo de tiempo antes de que haya nuevas presiones en los precios.

Otra ventaja, es que también disminuyen las expectativas de inflación por parte de los agentes que conceden créditos. Eso es algo muy importante porque permite que las decisiones de reducción de tasas de interés que se han presentado, se trasmitan más rápido a los canales de crédito que son utilizados por las empresas y los hogares para financiarse, puesto que si hay menores expectativas de inflación los bancos incorporan menos carga a los costos del dinero que prestan, en últimas es de esa manera como las empresas y los hogares sienten el alivio de menores tasas de interés.

Además, para los hogares que tienen hipotecas a tasas variables, como la UVR, la disminución de la inflación las beneficia porque el valor de sus cuotas mensuales disminuye conforme lo hace el IPC y la tasa de interés. Lo mismo ocurre con las empresas que tienen pasivos financieros con tasas variables, a la par como disminuyen las tasas de interés y la inflación, el costo de las deudas se reduce, liberando dinero para incrementar el capital de trabajo o ejecutar nuevas inversiones.

Pero no todo viene bueno con una menor inflación, así como la reducción de tasas traerá impulso a la economía, la contrapartida que viene con ello es la debilidad del peso colombiano frente al dólar americano, en los últimos días el peso se ha depreciado al pasar de $2950 a $3084 de la TRM de ayer. Ese movimiento ha sido provocado en parte por la disminución de las tasas que ya completan 2% en los últimos 6 meses, y por la disminución de los precios del petróleo Brent, que cayeron de US$50 por barril y llegaron a un mínimo de este año de US$43,25, como las exportaciones colombianas siguen concentradas en el crudo cuando este cae de precio se afecta la disponibilidad de divisas para financiar la cuenta corriente, y por ese camino el peso pierde valor frente al dólar.

El riesgo es que una disminución de los precios del crudo provoque, un alza significativa del dólar y por esa vía se encarezcan los bienes transables, y se vuelvan acelerar los precios al consumidor, por el efecto de mayores costos de los artículos importados o que utilizan materias primas importadas en su fabricación. Así mismo si las condiciones del crédito externo se endurecieran por un incremento rápido de las tasas de interés desde la FED los efectos en la cotización del peso serán iguales a lo anterior.

La recomendación termina siendo la diversificación de la oferta exportable, para evitar que los precios en el mercado de materias primas afecten la cuenta corriente, provocando variaciones bruscas del tipo de cambio, y por esa vía de los precios de los bienes y servicios.

Tomado de: Dinero

About The Author

Related posts

Leave a Reply