Martes, septiembre 19, 2017

Desaparecer el dinero en efectivo

Desaparecer el dinero en efectivo

Junto con la rueda, la invención de los bancos centrales emisores de dinero es una de las más importantes creaciones de la humanidad, y por ello toma relevancia lo que afirmó John Kenneth Galbraith en su libro Money, acerca de que “el estudio del dinero es, de todos los campos de la economía, el único en que se emplea la complejidad para disfrazar o eludir la verdad, no para revelarla”.

Durante casi cuatro mil años hubo el acuerdo de utilizar para los intercambios uno o más metales, que eran el oro, la plata y el cobre, y desde el siglo XIII los bancos de Venecia empezaron a usar el papel moneda, hasta que ya en el presente siglo las transferencias electrónicas predominan en las transacciones bursátiles y bancarias. Pero ese atavismo al papel moneda debe desaparecer totalmente. Usar billetes tenderá a desaparecer, no sólo por lo fácil que es la transferencia electrónica, sino porque su uso físico favorece a la delincuencia, la evasión y la elusión de impuestos, y toda clase de actividades subterráneas que deterioran a la sociedad en su conjunto.

En su libro de 2016, La ruta del efectivo, el reconocido economista Kenneth Rogoff considera que el efecto de disminuir las transacciones en efectivo reduciría la evasión tributaria entre 10 % y 15 %, que para el caso colombiano equivaldría a un aumento en el recaudo superior a $13 billones por año, muy por encima de las ganancias que tiene el Banco de la República por imprimir billetes y hacerlos valer en el mercado por un valor muy superior a sus costos de impresión. Utilidad conocida como señoreaje y que no supera el billón al año.

El gravamen a los movimientos financieros empeora la situación, estimulando el uso del efectivo, que en nuestro país bordea el penoso 50 % de las transacciones.

Y aunque reducir el uso del efectivo no aparece en la agenda del Banco de la República, ni tampoco de la DIAN, a pesar de sus grandes beneficios, banqueros como Santiago Perdomo, presidente del Banco Colpatria, han propuesto una ley que busque niveles de uso del 30 %, como en México. Gran iniciativa que dificultaría el trabajo de la delincuencia y de los corruptos que carcomen a nuestro país y que se disponen a comprar en efectivo, como siempre, las próximas elecciones.

@jrobertoacosta1 / jrobertoacostaopinion@gmail.com

Tomado de: El Espectador

About The Author

Related posts

Leave a Reply