El debate sobre la ETB

El debate sobre la ETB

El debate sobre la ETB recuerda el que se tuvo sobre ISAGEN. Hay similitudes y diferencias importantes.

En primer lugar, el argumento es el mismo: vender para invertir, en el caso de ISAGEN para construir vías de 4G y en el de la ETB para invertir en colegios, salud y vías.

Pero hay una gran diferencia, el presidente de ISAGEN nunca habló mal de su empresa, al contrario se expresó positivamente sobre ella a pesar de que existían algunos problemas. Nunca habló sobre su privatización, fue muy prudente. Pero en el caso de la ETB su  presidente Jorge Castellanos aparece como un enemigo acérrimo de la misma. Habla pésimamente de la entidad y todos sus argumentos van en el sentido de que hay que venderla en su totalidad, no deja la posibilidad de ninguna alternativa, por ejemplo la de un socio estratégico que defienden muchos privatizadores. En esto repite lo que dice su jefe, el privatizador conservador y neoliberal Enrique Peñalosa.

En efecto, el Presidente de la empresa está dedicado a presenta informes sesgados sobre la ETB, mostrando que no tiene futuro si no se vende, que es una empresa débil, sin recursos, mal manejada en el pasado, en fin, parece un agente de una multinacional que un Presidente que quiera a su empresa y trata de hacerla eficiente y rentable y hablar bien de ella, además para valorizarla. Es inusitado que un gerente de una empresa pública se dedique a hablar mal de ella en público, igual que el alcalde. Habría que analizar si no está cometiendo un delito con sus afirmaciones. Su actuación es la del típico funcionario que se dedica a denigrar la administración anterior, en lugar de dedicar sus energías a superar los errores encontrados y a mejorar la empresa. Será que quiere regalar la empresa y quedar bien con las multinacionales?

En el fondo hay dos modelos de manejo del Estado y de lo público. En un lado  están los enemigos de lo público, que todo lo quieren privatizar, son enemigos del Estado, fundamentalistas de mercado, siguen, en fin, la ideología neoliberal dominante en Colombia. Del otro lado, están los que defienden lo público, ven el papel importante que puede cumplir el Estado, no son fundamentalistas del mercado, no son privatizadores, y  plantean alternativas al modelo neoliberal.

De ahí que como con Isagen no valen los argumentos técnicos, económicos, financieros y jurídicos porque hay una decisión de vender a toda costa. En un plan de 90 billones de pesos, 2,5 billones que puede valer hoy la ETB representan solamente 3,0% del total, recursos que pueden obtenerse de otras maneras para preservar esta empresa de telecomunicaciones.

Si el privatizador Peñalosa tiene éxito en vender ETB, seguirán la Transportadora de Gas del Interior-TGI, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá-EAAB, Salud Capital, la educación, la salud, todo.

Desafortunadamente la mayoría de los concejales siguen ciegamente a este alcalde  por la mermelada y la contratación. Grave que la bancada liberal apruebe esta privatización ya que si eso ocurre se está alejando del carácter socialdemócrata, de partido de centro izquierda para ser otro partido clientelista y corrupto. Pero ya se vio con Isagen que a última hora el partido dio la espalda a la lucha contra la privatización de esta empresa, facilitando así la tarea dl  Ministro Mauricio Cárdenas. Muy pocos senadores liberales se mantuvieron firmes como Sofía Gaviria y Vivian Morales.

Independientemente de si el Concejo aprueba la venta de ETB, como con Isagen seguiremos en Justicia Tributaria la lucha para impedir este atropello  a través de diversas acciones, entre las cuales vamos a llamar específicamente a la movilización popular y a la protesta generalizada.

About The Author

Related posts

Leave a Reply